PIPE BOMB DE KEVIN OWENS ESTA SEMANA EN SMACKDOWN LIVE


Para WWE SmackDown Live esta semana estaba programada una pelea entre Kevin Owens y Dolph Ziggler que sería el evento principal del espectáculo. Sin embargo, el programa comenzó con una pelea en el estacionamiento entre los dos combatientes, que involucró a varios guardias de seguridad, otros luchadores y en la que Shane McMahon también intervino.

El hijo del presidente de la WWE vino a tratar de calmar el ambiente y canceló la pelea entre Kevin Owens y Dolph Ziggler, y luego anunció que el oponente de "Show Off" sería Roman Reigns, después de todo.

Frustrado con esta decisión de dejar de ser parte del evento principal de SmackDown Live, Kevin Owens invadió la arena, tomó un micrófono y comenzó a hablar sobre varios temas relacionados con WWE y Shane McMahon. Kevin Owens expuso algunas verdades que tantos fanáticos critican sobre WWE, lo que hizo que Shane McMahon apareciera y exigió que se cortara el micrófono.

Así fue, pero Kevin Owens cambió dos veces los micrófonos y continuó diciendo muchas verdades sobre la WWE, Kevin Owens habló de la prominencia que Shane McMahon tiene y no merece, así como la falta de tiempo que se le da a las Superestrellas como Apollo Crews, Buddy Murphy, Asuka, entre muchas otras. Fue una verdadera Pipe Bomb casi al estilo de Stone Cold Steve Austin o CM Punk.

Al final, apareció un equipo de seguridad, pero Kevin Owens huyó entre la multitud. El luchador aparecería al final del evento principal, para aplicar un Stunner a Shane McMahon y dar paso a la victoria de Roman Reigns sobre Dolph Ziggler.

Comparte: