¡CUENTA REGRESIVA!

  • 00
    Dias
  • 00
    Hrs
  • 00
    Mins
  • 00
    Segs

Maria Kanellis publica en Facebook lo peor que a vivido junto a Mike Kanellis



No todo es camino de rosas. Y de eso sabe mucho la ex campeona de las Divas, Maria Kanellis, y su marido Mike Bennet/Kanellis, quien fue adicto a las drogas durante un largo periodo de tiempo. La luchadora de Ottawa (Illinois) mostró su firmeza y seguridad al publicar un largo y profundo texto en su cuenta oficial de Facebook en el que habla acerca de cómo vivieron y lograron superar ese momento tan negativo para su relación como pareja. Al parecer, Kanellis estaría escribiendo un pequeño libro autobiográfico. Dicho texto publicado representaría la primera parte de él:

El adicto y la recuperación "Parte 1"

"Mi lucha con el perdón mientras estaba embarazada y lo que el matrimonio significaba para mí"
Cuando caminas por el pasillo en el día de tu boda hay muchas cosas que se truzan por la cabeza. No puedo creer que esto esté ocurriendo. Estoy muy feliz de casarme con mi mejor amigo. Me pregunto cómo se pareceran nuestros hijos a nosotros. Le quiero muchísimo. Por favor, no hagas que me caiga con este vistado tan grande. Espero no tener nada entre mis dientes, o mi nariz. En lo que no piensas es: ¿cómo voy a seguir adelante con la adicción a las drogas de mi marido? O, ¿cómo sería intentar y amar a alguien que está bajo la máscara de las drogas? ¿Será capaz de vencer esta adicción y encontrar un matrimonio más fuerte en el otro lado?

No, nadie piensa esas cosas. No estaba preparada. Nadie lo está. Muchas parejas casadas intentan no dicutirse por el dinero, las tareas de casa y mantener la chispa encendida. Pero cuando aparecen las adicciones, todo cambia. Ni yo sabía que estaba cambiando. No sabía que mi marido tenía ese secreto. Honestamente, prefiero que le guste más jugar a videojuegos o la pornografía. La adicción te absorbe. Ya no es sólo un marido confuso, son sus cambios de humor; su falta de motivación; las ganas de no querer ayudar con las tareas de casa, pagar las facturas; muchas peleas ridículas, y mucho sueño. Pensé que me odiaba. Las peleas y el dolor que me causaba, me escondía de todo el mundo. Posiblemente se trataba de depresión. ¿Quién era yo para juzgar?

Así que le cuestioné sobre eso y de intentar ser comprensivo. El primer año se convirtieron en dos y casi en tres. Ya estaba cansada. Estaba cansada de mentir de cómo iba la economía de casa y de por qué siempre estaba girado. ¿Por qué desaparecía de casa durante horas? ¿Me odiaba? Así que empecé a pensar sobre el divorcio. Hablé con alguien acerca de él. No quería hacerlo. El matrimonio era un trabajo progresivo para mí. Un talento que intentas constantemente de perfeccionarlo. Pero era malo. Y no quería estar con alguien, pensé, que no me quería.

El día en el que todo cambió estaba embarazada de dos semanas. Obviamente, no sabíamos que estaba embarazada. Íbamos a ir a Universal Studios, mi sitio favorito, pero Mike no salía de la cama. Fui al gimnasio. Se suponía que estaba preparado para cambiar de hotel para nuestras mini vacaciones cuando volviese. Volví y seguía estando en la cama. Estaba frustrado y no pensaba que pudiese soportarlo más. Me prometió que iba a estar preparado. Me prometió pasar un buen día conmigo. Y sigue estirado en la cama.

Nos peleamos, lloré, él se calló. "No quiero morir", me dijo llorando. "Creo que tengo un problema". Mis sentimientos estarán ubicados en una caja muy pequeña en la rabia de mi mente mientras me hago cargo de mi mejor amigo y marido no porque sea mi mejor amigo o mi marido, sino porque es un ser humano que no debe morir...

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.