¡CUENTA REGRESIVA!

  • 00
    Dias
  • 00
    Hrs
  • 00
    Mins
  • 00
    Segs

Declaraciones de Alexa Bliss en el podcast Chasing Glory


La Campeona Femenina de RAW Alexa Bliss habló recientemente con Lillian García para su podcast Chasing Glory. Durante la entrevista Alexa habló sobre su viaje a WWE, sus problemas, la presión de ser una luchadora y sus amistades con otras luchadoras. Sin más dilación os dejamos con sus declaraciones:
Su camino a WWE:
"Mi entrenador, Mike, me contó que había escuchado que WWE estaba llevando a cabo pruebas de acceso, así que miré en WWE.com y había un link que decía: '¿Quieres ser una superestrella de WWE?' y dije: '¡Claro!' Hice click y tenía instrucciones, hacer un vídeo, hacer esto, eso y mandarlo. Hice un video intentando una promo, tratando de sacar mi mayor lado de Diva. Lo envié y no pensaba que iban a responder cuando recibí una llamada de Canyon Ceman diciendo: 'Ey, estamos haciendo un casting en Los Ángeles y vamos a mandarte ahí durante un día y ver como va'. Fuí y me encontré con Triple H y estaba como: '¡Oh Dios mío, eres Triple H!' Saqué mi lado de fan, porque ya sabes, verlo y luego tenerlo delante en persona por primera vez, era algo genial. Así que empecé a hablar y hablar sobre las terribles ideas de pro-wrestling que tenía. Era como: 'Quiero ser como The Great Kabuki, pero en lugar de escupir el Green Mist, quiero escupir purpurina'. Todo ese tipo de cosas, estaba segura de que era mala idea. Entonces me dijeron que había pasado a una prueba de 30 días, tras la cual entras en el ring durante ese tiempo y aprendes todo lo que puedes mientras ellos te eligen.
Recibí una llamada en mi vuelo hacia casa diciendo que había conseguido entrar en la prueba. Estaba muy emocionada, pero una semana más tarde me llamaron diciendo que no iba a ir a la prueba. Canyon me dijo: 'Te vamos a firmar. Vas a mudarte a Florida si pasas las pruebas médicas. Esperemos que seas tan atlética como pareces'. Y yo estaba como: 'Oh, sin problemas'. Así que WWE probó suerte conmigo, ¿sabes a lo que me refiero? Me dieron la oportunidad y sabía que debía aprovecharla."
Los retos de ser aceptada como luchadora:
"No había luchado antes de llegar. Hay cierto respeto aquí. Todo este negocio se basa en el respeto y como no estuve en las empresas independientes, fue difícil que se me aceptara. Era muy, muy complicado porque hay toda una cultura. Debes aprender y no era el hecho de que nadie me decía lo que debía hacer, yo tenía que aprender de mis fallos. Y porque no conocía a estas chicas, no sabía como hacer las cosas, fue complicado el adaptarse, fue muy difícil y me sentí muy sola durante mucho tiempo. Al llegar a NXT Charlotte Flair me tomó bajo su protección inmediatamente y vi que no me iban a aceptar debido a mi pasado, porque me veían como otra modelo. Estas chicas eran muy buenas y conocían los fundamentos, sabían de la psicología, conocían todo lo que yo estaba descubriendo. Una de esas personas que me ayudó mucho fue Shaul Guerrero. Nos hicimos íntimas en NXT y siempre me apoyaba, ella me ayudaba cuando podía. Charlotte también me ayudó lo que pudo y nos convertimos en muy buenas amigas. Fueron un gran apoyo porque siempre he estado en un vestuario con chicas durante toda mi vida, pero cuando vas a un sitio en el que no estás acostumbrada, es complicado superar ciertas barreras."
Aprender a hacer promos:
"Mi madre me ayudó mucho. Teníamos clases en NXT una vez a la semana y mi madre y yo improvisábamos y era divertido. Así que estaba haciendo promos delante de mi madre y ella estaba como: 'Eso no suena convincente'. A ella le gustaba ser honesta. Era como cuando me dedicaba a las rutinas de cheerleading, ella estaba como: 'Para. Empieza de nuevo. Para. Empieza de nuevo'. Era más o menos lo mismo con las promos. Luego teníamos a Dusty Rhodes enseñando y era genial. Era brillante en todo lo que hacía. Empecé a acostumbrarme a hacer promos cuando me pusieron con Scott Dawson de compañero en NXT. Nunca debutó en televisión, pero hacía de su novia en clases durante varios meses y eso me ayudó a adaptarme porque estaba reaccionando a la gente. 
Cuando comencé con Blake y Murphy, ahí es cuando di forma a lo que es Alexa Bliss, porque no tenía que estar en el ring y podía tratar de llevar un personaje mientras me preocupaba del combate, de esto y de aquello. Pero el hecho de que tuve que ser una acompañante para establecer un personaje, trabajar en ello, en las promos, todo eso me ayudó mucho. Especialmente cuando los tres éramos íntimos, Blake, Murphy y yo. En esa época estaba saliendo con Murphy y era como quedar con amigos, haciendo promos y trabajando con gente que son tus amigos, lo cual hace todo más fácil. Pienso que eso evolucionó en las promos, en lo que decíamos: 'No haces las promos, las sientes'. Soy un poco neurótica tras bastidores, cada promo que tengo, aunque sean un par de frases, las repaso hablando conmigo misma, tomándome mi tiempo diciendo cada cosa, diseccionándola, como: '¿Cómo me sentiría si dijera esto?' Entonces me lo repito un par de veces, veo qué está mal, lo vuelvo a decir y veo si funciona."
La presión de ser una estrella de WWE:
"He aceptado el hecho de que si voy a hacer mi carrera, tengo que estar dispuesta a afrontar críticas ya que es parte de mi trabajo. Cada cosa que pongo en Instagram, alguien va a decir algo. Cada cosa en Twitter, alguien juzgará lo que haga, lo que diga, lo que lleve, lo entiendo. Pero también sé que si sabes poner eso en perspectiva y relacionarlo con mi desorden alimentario, mi cuerpo no podrá volver a sobrevivir a esa experiencia. Me han dicho muchas veces que de la manera en la que reacciona mi cuerpo, no sobreviviré a otra experiencia similar. Así que si peso más o menos, eso está bien porque significa que soy más fuerte. Significa que no me preocupa el no levantarme por las mañanas para correr, no me preocupan las calorías que tomo. Hay más cosas en la vida por las que preocuparse. Dicen: 'Un desorden alimenticio siempre se queda contigo, nunca te libras de ello. Una vez que está ahí, se queda'. Sí, todavía hay comidas a las que les tengo miedo. Estoy aterrorizada de comer ciertas cosas, pero sé que si lo hago, estaré bien. Voy a superarlo. Soy consciente del hecho de que al exponerme al ojo público, estar en Total Divas, me presento ahí para que me critiquen, pero sé en mi corazón lo que es correcto."
Su amistad con Nia Jax:
"Ella grita mucho, yo soy muy callada. Nos equilibramos perfectamente. Nos llamamos para insultarnos todo el tiempo, hacemos bromas sin parar. Siempre he sido amiga de gente como Nia. Me encanta, es increíble, Es extrovertida, divertida, bromeamos todo el tiempo, hacemos referencias a la película 'La boda de mi mejor amiga', es lo mejor. Siempre nos estamos riendo. Cuando una de nosotras está estresada, siempre animamos a la otra. Cantamos canciones todo lo fuerte que podemos cuando vamos en coche. Estoy segura de que vamos a ser las primeras auténticas mejores amigas que hayan habido en Total Divas, así que creo que será muy interesante. Cuando NXT hacía pruebas, tenían a talentos que venían y ayudaban, le decían a la gente dónde rodar, dónde hacer esto, básicamente dirigían a todos. Trabajé en la prueba de Nia y recuerdo que estaba haciendo cardio mientras hacían una pausa para comer y ella llegó y empezó a hablarme como si me conociera de toda la vida. Yo estaba como: '¡Hola!' A partir de ahí nos hicimos íntimas y nos convertimos en mejores amigas."
Sus metas futuras en WWE:

"Quiero ser una de las campeonas que más duren y para las mujeres como conjunto, aunque no esté en el combate, quiero que tengamos un evento principal en WrestleMania. Quiero eso más que nada aunque no pueda estar en la lucha. Quiero decir, me gustaría estar, no nos equivoquemos, pero si pudiéramos estar en lo más alto de WrestleMania, eso sería lo mejor del mundo."
Con tecnología de Blogger.
Loading...