Mark: “Como siempre hemos dicho, mi misión es ir a por el campeonato de la televisión" (Entrevista a The Briscoe Brothers)



The Briscoe Brothers (Mark & Jay) creen que el futuro de Ring of Honor (ROH) está en buenas manos. Los ocho veces campeones en parejas explican sus limitaciones, la evolución de sus personajes y la importancia de Cody como campeón mundial en esta entrevista.

- La empresa alemana wXw os ha anunciado para su World Tag League este mes de octubre. Este será vuestro regreso a la escena independiente europea después de seis años de ausencia, ¿por qué habéis decidido volver a aceptar bookeos?

Jay Briscoe: “No lo sé, es una buena pregunta”.

Mark Briscoe: “El dinero no crece en los árboles. De mis cuatro hijos, el más joven de todos acaba de cumplir dos años. Al igual que los otros, está empezando a comer más. Necesito dinero para que tengan una buena vida”.

Jay: “Sí, yo también tengo tres hijos y todos quieren comer. Están empezando a hacer actividades extraescolares… Fútbol americano, beisbol, cascos, cuotas… Todo ese tipo de cosas”.

Mark: “Además, parece que la gente ha olvidado que los Briscoes son el equipo más duro del planeta”.

- Esta aparición, ¿será cosa de una noche o estaréis trabajando con regularidad en Europa?

Jay: “Sí, por supuesto. Salió lo de Alemania y también estaremos trabajando con What Culture Pro Wrestling (WCPW) más adelante”.

Mark: “Anoche, sin ir más lejos, debutamos en Revolution Pro Wrestling”.

- Lleváis en ROH desde sus inicios en 2002. Desde un punto de vista de luchadores, estilo y producción, ¿qué cambios has visto a lo largo de los años?

Jay: “Wow, es duro tío. Es difícil sentarse y analizar punto por punto todo lo que ha cambiado por aquí. Cuando lo estás viviendo, solo quieres mejorar e ir avanzando, centrándote en lo que tienes que hacer. Cada noche, cada combate, ya sabes.

Ahora tenemos miles de aficionados y grandes pantallas. Los aficionados pueden ver promos, vídeos, luces y cosas por el estilo. Es una locura sentarse a pensar en todo lo que hemos crecido y en lo que nos hemos convertido”.

Mark: “Lo mejor es que seguimos teniendo la misma hambre que en 2002. Por aquel entonces, ROH quería juntar a los mejores luchadores emergentes de la escena independiente. Gente como Doug Williams estaba ganando fama mundial. Era un super-show con estrellas independientes. Ahora somos la segunda empresa en Estado Unidos. Hay diferencias si comparas dónde empezamos y dónde estamos ahora, pero el hambre sigue siendo la misma”.

- Los Briscoes siempre se han caracterizado por ser personajes muy marcados. Tenéis una personalidad ruda, con vuestras promos y estilo sobre el ring, ¿habéis tenido problemas con las limitaciones que presenta la televisión nacional?

Jay: “Sí, existen limitaciones”.

Mark: “Creo que la mayor diferencia, más allá del equipo de producción y esas cosas, es que, ahora, la gente del mundo se ofende mucho más rápido”.

Jay: “Intentamos hacer las mismas cosas, aunque nuestro público sea mayor. Es difícil limitarse, en especial para alguien como los Briscoes. Creemos y defendemos todo lo que hacemos. Pero sí, hay cambios”.

- ¿Tenéis la misma libertad creativa de antes?

Jay: “Sí, pero tienes que pensar todo lo que dices”.

Mark: “Tienes que ser precavido. Somos un par de chicos de campo, unos hermanos cristianos. Las cosas han cambiado mucho desde 2002. La gente hoy en día vive enfadada. La gente busca cosas para poder enfadarse, en vez de cosas para ser feliz. Eso no mola. Pero ahora es así”.

- Más allá de conseguir una vez más el campeonato mundial en parejas, ¿tenéis alguna meta pendiente en ROH?

Jay: “Adam Cole ganó el campeonato mundial en tres ocasiones. A pesar de que mi hermano consigue sacar siempre lo mejor de mí, me gustaría ir a por el campeonato mundial otra vez. Aunque sea a largo plazo, estaría bien ganarlo cuatro veces y establecer un récord”.

Mark: “Como siempre hemos dicho, mi misión es ir a por el campeonato de la televisión. Estaré contento si puedo luchar por el campeonato mundial; pero si miras el linaje de ambos cinturones, verás que el campeonato televisivo es igual de prestigioso que el mundial. Tiene menos años de historia y está claro que será el cinturón secundario de la empresa; pero quiere ser campeón y elevarlo a un nuevo nivel”.

- Ahora que mencionas la historia del campeonato mundial de ROH. Un sector de los aficionados se ha quejado de que Cody como campeón desprestigia el cinturón, ¿qué opináis del trabajo de Cody?

Mark: “Oh dios mío, todavía puede mejorar mucho”.

Jay: “Así es [en referencia a los comentarios de su hermano]. Su reinado acaba de empezar. Tienes que darles tiempo a las cosas para que evolucionen y ver hacia dónde van. Lo fácil es decir de primeras ‘Agg, detesto a este tipo’. Tío, esperar un par de meses a ver que pasa”.

Mark: “Muchas personas saltan y empiezan con lo de ‘Agg, este tipo es horrible’. La gente no se da cuenta de que esa es la respuesta que queremos. Cody es un trabajador fenomenal.

Su padre es uno de los mejores y, desde que ganó el cinturón, ha ido creciendo. Tuvo un combate increíble con Okada en un evento de NJPW en California. Cody es bueno para el cinturón, bueno para la empresa y bueno para el wrestling”.

- ROH ha batido muchos registros este año (asistencia y venta de eventos), ¿creéis que el principal responsable de esto ha sido el impacto de Cody Rhodes?

Mark: “No tiene por qué. La empresa estaba apuntando en esa dirección antes de su llegada. Cody no ha hecho nada malo por la empresa ni nada que nos haya hecho retroceder; pero ya estábamos construyendo el camino antes de su debut”.

- Antes habéis hablado de vuestro futuro como luchadores individuales, ¿os veis haciendo equipo hasta el día de vuestro retiro?

Jay: “Sí. Seguimos haciendo nuestras cosas por separado, pero siempre seremos un equipo”.

- ¿Os sentís mejor trabajando como equipo que a nivel individual?

Jay: “Llevamos haciendo esto muchos años. Nacimos como un equipo. Disfruto haciendo cosas yo solo, pero amo trabajar con mi hermano”.

Mark: “Es genial poder darle el relevo a alguien cuando te cansas durante un combate” (risas).

Jay: “Hay etapas en mi carrera en las que el cuerpo me pide trabajar en individuales, pero hacer equipo con Mark es lo mejor”.

- ¿Es duro hacer equipo durante 15 años y seguir manteniéndoos frescos para el público?

Jay: “Tienes que avanzar. Es algo difícil de explicar”.

Mark: “Es un reto con el que nos sentimos cómodos. Es difícil, en cierto modo. Es una dificultad divertida, no una dificultad que te molesta”.

Jay: “Te conviertes en un mejor luchador. Esto te obliga a no poder hacer lo mismo cinco años seguidos. Es una manera de auto-evaluarnos y mejorar”.

- Sois un equipo joven, pero comenzasteis vuestras carreras hace ya 17 años, ¿os planteáis el retiro a corto plazo?

Jay: “Nuestro cuerpo no es como antes. Es parecido a un camión viejo, tienes que mantenerlo a punto y echarle aceite (risas)”.

Mark: “Llevamos 17 años luchando. Quince en ROH pero 17 en general. El cuerpo lo va notando”.

Jay: “Antes, cuando era más joven, podía ir al gimnasio y entrenar como un loco. Ahora tengo que ser cuidadoso. Entreno media hora, descanso quince minutos. Me lesiono, tengo que usar bolsas de hielo y reposar… Odio este tipo de cosas, pero se tienen que hacer. Hay que hacerlo si se quiere seguir mejorando”.

- ROH siempre ha sido una empresa que ha destacado por su talento joven. Ahora que existen más empresas independientes y NXT, ¿creéis que ROH tiene problemas para encontrar y crear nuevos talentos?

Jay: “ROH siempre creará jóvenes talentos. ROH siempre ha sido la plataforma regional para que los chicos pudieran darse a conocer. Hay muchos tipos de WWE que han pasado por aquí. Las cosas no van a cambiar, ROH es la fábrica de talentos en desarrollo, no solo para WWE, sino para NJPW. Si eres capaz de demostrar lo que vales y hacerte un nombre aquí, podrás marchar a dónde quieras”.

- Viendo el roster actual y los nuevos talentos, ¿a quiénes veis como los nuevos Briscoes o como las futuras estrellas de la empresa?

Mark: “Hay un par de chicos que lucharon en el último episodio de televisión. Punishment Martinez y Flip Gordon. Son dos ejemplos, si quisiera podría seguir y enumerarte una docena de ellos.

Martinez llegó como un tipo grande con mucha presencia. Gente así de grande e intensa cuesta encontrar fuera de WWE. Son gente que asusta con solo mirarla. Además, es capaz de moverse y hacer cosas imposibles. Es genial”.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.